[Análisis] Baseball Riot

Autor: | Posteado en Consolas Sin comentarios

10tons trae hasta Nintendo Switch una propuesta sencilla como Baseball Riot, entró en la dinámica de juegos que bien podríamos mirar en smartphones teléfonos – de hecho, este se descubre habilitado en la oferta de aparatos inteligentes- y que se asemeja a la propuesta de clásicos como Angry Birds. En este caso, los puzles se resuelven a impacto de bate. ¿Vemos hasta dónde alargamos su carrera?

La historia de Gabe Carpaccio

Somos la antigua leyenda del béisbol Gabe Carpaccio, un gamer al que se ha infravalorado y tratado por loco desde su propio equipo, debido principalmente al enfermizo control de la compañía de bebidas energéticas Explodz Inc., una corporación corrupta que controla a sus anchas vuestro antiguo equipo y pretende hacerlo con todo en el universo del béisbol.

Y aquí es donde debemos renacer de vuestras cenizas, reponernos de los impactos morales y demostrar a todo el universo que de locos no tenemos un pelo, todo ello a impacto de bate a través de una serie de niveles donde deberemos abandonar K.O. a los esbirros de Explodz, que van desde miembros corruptos del equipo a fans hipsters, pasando por árbitros poco imparciales.

Lo 1.º que se me vino a la mente al entender la historia de Baseball Riot fue aquel artículo de Los Simpson, en el que Homer descubría que los Isotopos de Springfield iban a ser comprados por el malvado alcalde de Albuquerque. Sin embargo, debo comentar que el artículo inventado por Groening es mucho mejor en cuanto a trama que este Baseball Riot, donde más allá de esta presentación, no tenemos ningún otro aliciente en la historia.

Strike 1

Baseball Riot posee una tónica jugable excesivamente sencilla: se nos presentan distintas escenarios cerrados donde debemos golpear a los enemigos y a la vez a las tres estrellas repartidas por la zona con vuestra bola y vuestro bate. Tendremos un número de impactos limitado que se podrá amplificar si, por ejemplo, logramos derribar a tres de estos oponentes a la vez con una sola bola.

Los niveles pueden superarse sin estrellas, con una, con dos o, alcanzando el pleno con tres estrellas. Lógicamente, cuantas más estrellas consigamos en los distintas niveles más fluido sera vuestro progreso por el mapeado y accederemos a vuestras recompensas, en forma de niveles de bonus.

Y ya que contamos del mapeado, se reparte facilmente como un tapete plagado de cuadrículas, divididas entre sí por bloques temáticos según el enemigo primordial que pone cara a los niveles en cuestión. Una vez que completamos todos los niveles de una cuadrícula temática, se nos abrirá la opción de pasar a la siguiente, continuamente que contemos con un mínimo de estrellas para ello.

En cuanto al control, nos bastará con apuntar al lugar adonde queremos dirigir la bola con vuestro pad y soltar un disparo con el botón A. Aquí hay que aplicar enorme parte de vuestro ingenio, pues dependiendo del lugar donde impactemos con la bola, producirá una serie de rebotes para poder superar el nivel con holgura.

Strike 2

Las pretensiones técnicas con Baseball Riot no son demasiado altas y el resultado que luce lo demuestra. De hecho, para este tipo de juegos no se requiere mucho más, ya que se busca una diversión sencilla y directa, que se centra en la habilidad y en ese poco de suerte.

Los gráficos llevan impregnado un estilo cartoon desenfadado que refleja un aspecto cómico tanto en Carpaccio como en los enemigos y que, sin embargo se ha buscado la variedad para dotar a cada bloque de niveles de un estilo, no destacan en especial. Los carentes efectos, como la rotura de cristales, las explosiones de barriles de Explodz o el rastro de la pelota van muy en la línea de este estilo que ya hemos comentado. Nada del otro mundo.

Por su parte, el audio es igual de discreto, con unos efectos que no van más allá de los quejidos de vuestros enemigos al ser golpeados o de los distintas objetos que llegan a romperse. Las melodías pasan desapercibidas totalmente en cuanto a calidad se refieren,  y pueden llegar a resultar repetitivas.

Los textos están en inglés, sin embargo realmente la carga textual es muy reducida, por lo que el idioma no supondrá una dificultad para nadie.

Strike 3

La duración de Baseball Riot va a depender de la habilidad que tengamos en superar sus más de 100 niveles. Sin embargo, ya os puedo anticipar que la dificultad no es ningún reto, por lo que no os llevará mucho tiempo en dar con la tecla(botón) para pasar por todo el mapeado y llegar a la culminación de los “tres jefes finales”, que realmente se componen de una serie de niveles random con menos intentos de lo normal para restarles vida y terminar así el juego.

Y poco más puede ofrecernos el juego de 10tons, ya que no hay ningún otro modo de juego ni mucho menos cooperativo. Ni siquiera tenemos a vuestra disposición algún tipo de ranking online por puntos o algo similar, que no le habría venido mal.

Conclusión

Baseball Riot es un juego liviano al más puro estilo Angry Birds donde debemos superar los más de 100 niveles de los que consta a impacto de bate y bola. La variedad brilla por su ausencia y la dificultad no cree ningún reto, lo que sumado a su apartado técnico desenfadado no obstante muy limitado y la falta de otros modos de juego, lo convierten en un juego del montón que se presta a ser comparado con juegos de móvil. Puede daros algunos ratos de diversión y resulta inclusive adictivo superar los niveles más complicados, no obstante dentro de la opción de habilidad y puzles encontraréis mejores exponentes dentro del extenso catálogo de la eShop de Nintendo® Switch, donde ya está habilitado al precio(costo) de 4,99 € y para el que necesitaréis únicamente 55,6 MB de espacio en vuestra consola.

Nintenderos.com – Nintendo® Switch, 3DS, Wii® U



Sin afectar al autor original de la noticia, no hemos eliminado su fuente original.

Agrega tu comentario