[Análisis] King of Fighters ’98

Autor: | Posteado en Consolas Sin comentarios

Es obvio que el catálogo de Switch lo forman recientemente The Legend of Zelda: Breath of the Wild y quince más que, pese a que alguno es excelente, como Shovel Knight, quedan en un 2.º plano, apartados. Sin embargo, en esta página sobre el universo Nintendo® en que tanto confiáis os daremos análisis para todos, inclusive aquellos retro portados de la NEOGEO. Es este el turno de analizar en qué os puede servir la enésima vuelta de King of Fighters ’98, una otorga elemental de una de las sagas de pelea de los 90, a una videoconsola posterior a la que fue lanzada. A enormes rasgos: aroma de pelea arcade y escasa sensación de control.

La 1.ª impresión

Muy poco se ha hablado de los juegos retro de NEOGEO que han aparecido por sorpresa de muchos en la eShop de su flamante renovada Nintendo® Switch. Que no hayan sido populares es normal: no se trata ni de remasterizaciones ni de remakes, sino facilmente de ports. Así que esto nos da una idea de por qué no hay videoconsola virtual de Nintendo: tal vez se lanzarán los juegos de renovado sin tener que etiquetarlos bajo el dominio de ‘consola virtual’.

Para quienes no lo sepáis, antes de ser una videoconsola doméstica, NEOGEO fue 1.º máquina arcade. Esto es, requería monedas para funcionar. Como en algunas ocasiones, la acción de recargar monedas en King of Fighters se soluciona por medio de teclear un botón. Es algo molesto y, claro, algo que los jugadores(gamers) más adolescentes o principiantes (que son parte del target de Switch) no comprenderán. Como tampoco comprenderán que la imagen en el televisor no cuadre con la imagen del juego. En fin.

Después de deducir cómo lidiar con el Insert Coin, nos encontraremos muchos otros problemas de control. Será un horror saber si está detectando los Joy-Con en sentido lateral o como una sola pieza. Se puede jugar de las dos maneras si, por suerte, el gamer supiera cómo.

Además, recordemos que Nintendo® Switch no proporciona ningún mando con cruceta incluido en la caja de la consola. Así que para un control más clásico habría que comprarse el mando Pro de Nintendo® Switch. Aunque lo más clásico sería utilizar un Stick de recreativas que, para fortuna de los más nostálgicos, está anunciado para la consola.

Por suerte, pulsando el botón + se pueden programar los controles. Aunque el menú que se abre, inventado para la ocasión para que Switch emule el juego, rompe el estilo artístico antiguo, lo que lo transforma en una chapuza.

La 2.ª impresión

Después de los problemas que se nos presentan de inicio, llega lo bueno. Los encargados de esta versión-RC deberían saber la importancia de una buena 1.ª impresión, no obstante o bien las prisas para que llegara en el día(24hrs) 1(uno) de la videoconsola o bien la ley del mínimo sacrificio condenan al juego en este aspecto. No obstante repetimos: luego se juega bien.

King of Fighters ’98 y su posterior versión-RC ultra ya olían a viejo, a género que o se renovaba o moriría. Así fue. Los que se renovaron (Street Fighter, Tekken), continuan con nosotros con enorme salud. Los que no, pasaron moribundos por la 1.ª década del siglo XXI -de hecho, el último King of Fighters XIV es el 1.º en renderizarse en 3D-. Sin embargo, jugar a un título de calidad que úne toda la maestría de la pelea arcade de su década en una videoconsola moderna es una sensación muy positiva, por la nostalgia que emana y por la calidad de las peleas.

En este juego tenéis un enorme plantel de personajes, como marcan los cánones de The King of Fighters. Quien no lo sepa, se trata de un juego en que las rondas las marcan cada uno de los combatientes de un equipo, o sea 3. El 1.er gamer que pierda sus tres contrincantes, pierde. Mi favorito es el Orochi Team, con Yashiro Nanakase al frente. La lista es infinita y legendaria. Podéis verla completa pinchando aquí.

La parte positiva en esta renovada versión-RC a la vez la forman los escenarios, las animaciones de los sprites tanto de los combatientes como de los personajes o objetos del fondo del escenario, el estilo pixelado de la época de 16(dieciséis) Bits, la música(audio) enérgica, el equilibrio -decente para la época- entre el poder de los personajes, la ambientación bien conseguida que se desprende de todo el conjunto, etc. La jugabilidad en el combate ha envejecido razonablemente bien si nos atendemos a los aspectos positivos que acabamos de mencionar.

Conclusiones

Esta es una adaptación fácil y rápida de un clásico de la pelea arcade en la flamante renovada Nintendo® Switch del consumidor. Esto representa que puede obtener un juego para dos de pelea en el mismísimo día(24hrs) de lanzamiento, que asimismo ofrece combates emocionantes en los que la habilidad prima sobre el resto, tal como marcan los cánones del género. Sin embargo, posee errores graves como la mala optimización de la imagen en la TV, lo confuso que es eligir los controles o la incomprensión que produce que el juego esté pensado para recreativas y no para Switch.

Nintenderos.com – Nintendo® Switch, 3DS, Wii® U



Sin afectar al autor original de la noticia, no hemos eliminado su fuente original.

Agrega tu comentario