[Análisis] Oxenfree

Autor: | Posteado en Consolas Sin comentarios

Le tenía muchas ganas a este título. Pese a que suelo gozar mucho mejorando mi habilidad en los títulos que juego, a la vez me gusta entender nuevas historias, sobre todo si se cuentan de una manera original y novedosa, como es el caso de Oxenfree. Y desde luego cuenta con algunos elementos realmente interesantes que lo diferencian del resto, no obstante posee algunos fallos que han obtenido que el juego no me atrape del todo.

El estudio que ha inventado este título, Night School Studio, está formado por ex-trabajadores de Disney y Telltale Games, así que pese a tener la etiqueta “indie” en su haber, no es un juego inventado por novatos, y se nota.

Pero vayamos por partes, como diría Jack el Destripador. La premisa del juego es simple: somos Alex, una chica que viaja en un ferry acompañada de su renovado hermanastro, Jonas, y su mejor amigo, Ren. El plan es simple: ir a Edwards Island, una isla abandonada, para hacer botellón. Si bien puede parecer algo chabacana, pronto la idea original de los protagonistas queda a un lado para introducirnos en un thriller que bebe de las movies(películas) de terror joven de los 80, no obstante va mucho más allá.

Jugabilidad

Con el stick izquierdo, moveremos a Alex. Elegiremos las opciones de diálogo con los botones Y, X y A. Y por último, con R y ZR encenderemos la radio, el elemento que realmente diferencia a este título del resto.

Y es que usaremos la radio para obtener avanzar en la historia de Oxenfree: exhibir las distintas charlas en la isla, desbloquear nuevas zonas o salvar a vuestros amigos. No puedo incidir en cada aspecto, pues acabaría revelando detalles de la trama, no obstante la inserción de la radio está bien realizada y asistencia a meterse en la historia.

Durante las conversaciones, el núcleo duro del juego, elegiremos una de las tres alternativas disponibles, y de esta manera interactuaremos con vuestros compañeros, comprendiendo poco a poco sus motivaciones e inquietudes. Cada personaje cuenta con su personalidad bien definida, desde el cargante Ren, pasando por la conciliadora Nona y acabando por Clarissa, un personaje al que odiarás nada más conocer, porque la chica se esfuerza para que lo hagas.

A lo extenso de la aventura, iremos estrechando los lazos con vuestros compañeros, a través de conversaciones que en el instante parecen insustanciales, no obstante que después tienen peso en la trama. Está es la mayor diferencia con los títulos de Telltale: aquí no se decide todo en base a decisiones críticas, sino más bien las relaciones cambiarán a través de charlas livianas, ganando o perdiendo el favor de vuestros compañeros a través de vuestras respuestas.

Conforme avancemos en la historia, iremos recopilando fotografías(digital/análoga) y cartas, que se puede confirmar más tarde a través de los menús. Con estos elementos se puede conocer más de la historia de la misteriosa Edwards Island, pues las incógnitas que plantea el título no son pocas.

Gráficos y sonido

Durante el transcurso del gameplay, te mueves en dos dimensiones, si bien el título está en tres dimensiones. Los escenarios son muy vistosos, y los elementos que lo componen están excelentemente hilados entre sí y le da un buen empaque al título. Cada parte de la isla es única, y cada sección se siente diferente.

Los personajes están muy bien construidos, tanto a nivel personal, gráfico, y de doblaje. Cabe destacar este último, pues los actores que ponen voz a los personajes han elaborado un trabajo soberbio (en inglés) sus interpretaciones son propias de una película.

Los menús son sencillos, y en ellos se puede ver las fotos y cartas recopiladas hasta el momento, cambiar el idioma de los subtítulos y volver al menú principal.

La banda sonora es sencillo y llanamente genial, compuesta por scntfc, y podéis escucharla pinchando aquí. Como guinda del pastel, a través de la radio podemos escuchar temas americanos de los años 40. ¿El motivo? Tendrás que jugar a Oxenfree para conocerlo.

Duración

Completar el juego sin más serán unas tres horas. Si deseas desbloquear todos los finales, recoger todos los recuerdos y demás, te llevará algo más de tiempo. Quizás el título a veces peca de alargar demasiado cada escenario o zona del juego, sin embargo posee una explicación lógica: las zonas deben ser enormes para poder efectuar todos los diálogos entre los personajes.

A este humilde analista, en ciertos momentos los escenarios se le han hecho largos de más, y quizás se habría agradecido que se hubiese ido algo más al grano. Lo peor del juego es sin incertidumbre alguna sus tiempos de carga, que en ciertos momentos se llegan a crear desesperantes. Es evidente que no están bien optimizados.

La mayor diferencia en su lanzamiento respecto al resto de plataformas es que a Nintendo® Switch los subtítulos han llegado en castellano desde un 1.er momento (tiene sentido, al haber salido después que en el resto de consolas), cosa que se agradece, y mucho, pues hacía falta un buen nivel de inglés para continuar el juego con soltura.

Conclusión

Oxenfree es único en su género. Es una historia que encantará a los amantes y nostálgicos del cine de terror joven de los 80 y de esa época en general, con elementos realmente interesantes que casan excelentemente y una historia que te atrapará si la dejas. Misterios, una trasfondo triste y unos jóvenes que tenían como único plan beber en una playa son las piezas de un puzle que acaban casando sorprendentemente bien.

Pero el título tiene cosas a pulir, lo peor de la versión-RC de Switch es, sin duda, los tiempos de carga. Esperemos que las buenas gentes de Night School Studio saquen un parche pronto, porque las esperas llegan a ser un poco frustrantes.

Podéis hallar Oxenfree en la eShop de Nintendo® Switch a un precio(costo) de 19,99€ y necesitaréis un espacio disponible de 2.0 GB para poder descargarlo.

Nintenderos.com – Nintendo® Switch, 3DS, Wii® U



Sin afectar al autor original de la noticia, no hemos eliminado su fuente original.

Agrega tu comentario