El creador de ‘Muramasa: The Demon Blade’ comparte en qué se inspiró para desarrollar el juego

Autor: | Posteado en Consolas Sin comentarios

Seguramente muchos de vosotros conozcáis Muramasa: The Demon Blade, pues es uno de los juegos con mejor apartado visual que recibió Wii® durante sus días de apogeo. Basado en la mitología japonesa, consiguió conquistar el corazón de muchos clientes de la consola, convirtiéndose en uno exitoso título.

Recientemente, el medio informativo Glixel se ha entrevistado con George Kamitani, el creador del juego, para hablar sobre el mismo. En el encuentro el creativo compartió en qué se baso para desarrollarlo:

Siempre había creado juegos de fantasía, así que quería inventar algo diferente. El concepto de Muramasa: The Demon Blade proviene de la idea de exponer una ‘Corona de Princesa ninja’ a la persona que creó el juego arcade Ninja Princess en SEGA. La historia de Odin Sphere está basada en el teatro shakesperiano, y si iba a inventar una versión-RC japonesa, sentía que la acción debería estar basada por kabuki, así que recopilé numerosos escritos kabuki. También hice referencia a enorme parte de la literatura japonesa, sin embargo el idioma antiguo era muy difícil. Y estaba algo nervioso por utilizar la mitología japonesa, por eso hay más teología budista en el juego.

Visualmente me inspiré en las pinturas geométricas del tiempo Edo, e imité el estilo de tinta líquida utilizando colores brillantes y vistosos. También me inspiré en el clásico anime Manga Nippon® Mukashi Banashi donde continuamente hay un trasfondo cómico. Intenté inventar un ambiente auténtico que fuera distinto al estilo realista.

Tras debutar en Wii, Muramasa: The Demon Blade a la vez llegó a la eShop japonesa de Wii® U en 2015, sin embargo jamás pudimos disfrutarlo en la videoconsola de sobremesa reciente de Nintendo® por Occidente.

¿Qué recuerdos guardáis de este título?

Fuente.

Nintenderos.com – Nintendo® Switch, 3DS, Wii® U



Sin afectar al autor original de la noticia, no hemos eliminado su fuente original.

Agrega tu comentario